El hombre al desnudo

En estos días los habitantes de la Ciudad de México estamos de suerte, pues tenemos la oportunidad de visitar varias exposiciones que valen la pena. El jueves se inauguró en el MUAC la exposición Desafío a la estabilidad, de la cuál pronto habrá una entrada, además, el domingo nuestro colaborador Chutemoc escribía sobre la exposición De Fábula. Obra reciente de Francisco Toledo, y hoy yo les hablaré de una exposición temporal que se presenta en el Museo Nacional de Arte y que lleva por título El hombre al desnudo. Dimensiones de la masculinidad a partir de 1800, la cual es realizada en colaboración con el Museo d’Orsay.

untitled_5_1

Ver alguna pintura que representa a una mujer desnuda nos parece común, ver fotografías (sean con fin artístico o por morbo) de mujeres sin ropa no nos escandaliza. Creo que no importa nuestro género, seamos hombres o mujeres la representación del desnudo femenino ha sido algo recurrente a lo largo de la historia del arte y hemos llegado a verlo como algo normal. Sin embargo, cuando hablamos de desnudo masculino la cosa cambia. Socialmente es aceptado sin mucho problema que la mujer muestre su cuerpo, pero si el hombre lo hace, hay situaciones sociales que impiden que se vea de la misma forma. Por ejemplo, no faltan algunos prejuicios machistas que hacen que si un hombre siente atracción hacia una representación de alguien de su mismo sexo sea víctima de burlas injustificadas.

Es por lo anterior que me parece una muy buena idea realizar una exposición cuyo tema sea el desnudo masculino. Además esta exposición es una buena oportunidad para ver obras de artistas tanto mexicanos como extranjeros que muestran representaciones del sexo masculino, que vale decir no siempre aparece completamente desnudo, como pudiera suponerse, sino que muchas obras no dejan al descubierto el pene, hecho que nos muestra lo interesante del tema.

Me pareció una buena selección de obras, pues encontramos piezas desde el siglo XIX hasta la actualidad, y en la misma sala encontramos obra de Picasso, Cezzane, Orozco, Bourgeois, Toledo, Warhol, Siqueiros, entre otros. Si bien yo hubiera utilizado una distinta museografía, pues a mi parecer no tiene una lógica o una secuencia muy clara, las obras me parece que son buenos ejemplos para ilustrar el tema que se quiere tratar y me parece que son muchas las que son de muy buena calidad.

Si tuviera que elegir mi obra favorita de la exposición, esta sería ¡Calamidad!, de Henri-Camille Danger, la cual me pareció realmente impresionante, pues me parece que el artista logra con el paisaje de fondo y, sobre todo, el personaje principal, transmitir un sentimiento de conmoción e incertidumbre por saber lo que ocurre. Que el personaje principal esté completamente desnudo aumenta estos sentimientos, además es de un tamaño exageradamente grande, y su actitud de firmeza y solemnidad se complementan adecuadamente. Reconozco que permanecí varios minutos frente a dicha obra y me logró emocionar.

Henri-Camille Danger, ¡Calamidad!, 1901

Henri-Camille Danger, ¡Calamidad!, 1901

Otra obra que me pareció muy buena es la escultura de Jorge Marín que representa a un anciano desnudo, la cual me parece muy buena, pues la expresión en el rostro del personaje y la representación de un cuerpo viejo dan pie a la reflexión personal sobre el paso de la vida, pues por lo general las obras expuestas representan cuerpos en todo su esplendor.

Otras de las obras que más me agradaron fueron las fotografías y la escultura de Toledo, por cómo combina el tema sexual con otros elementos (como animales) y por cómo juega con los distintos elementos como los miembros sexuales, los animales y lo humano. La obra del Grupo SEMEFO, es impactante debido a que se trata de una sábana que fue puesta sobre un cadáver y lo que se expone es lo que el cuerpo dejó de rastro en la sábana, además me parece que el que esté apartada en un cuarto, junto con las obras de la figuras inflables, crea un ambiente bastante tenso.

Insisto en que me parece una muy buena idea el llevar a cabo una exposición con el tema del desnudo masculino, y que por medio de esta podamos observar obras importantes. Así es que la invitación está hecha, no se arrepentirán de visitar esta exposición, pues además de poder apreciar buenas obras, la temática indudablemente los llevará a una reflexión sobre temas importantes en nuestra vida.

El hombre al desnudo. Dimensiones de la masculinidad a partir de 1800 se presenta en el Museo Nacional de Arte (Tacuba # 8, Centro Histórico, México DF) hasta el 17 de junio de 2014, en un horario de martes a domingo de 10:00 a 17:30 horas.

Anuncios

Un comentario en “El hombre al desnudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s