¿Distopía o realidad?

“No hay esperanzas para una civilización, cuando las masas están a favor de políticas nocivas”.
-Ludwig von Mises.

¿Qué tanto impacta la influencia de los medios de comunicación en la sociedad? ¿Qué tan grande es el afán por mantener un control sobre la sociedad a través de los medios de comunicación, que la mayoría de las veces lo único que pretenden es persuadir a la sociedad con el fin de dar una visión favorable del estado y las situaciones tanto políticas económicas y sociales?

urlRecordando la novela distópica de George Orwell 1984, en donde se plantea un régimen que controla, bajo la manipulación de sus hechos históricos, a la sociedad, y en donde se manipulan los medios de comunicación a través de la intimidación, transmitiendo sólo órdenes y supuestos avances del estado, e imponiendo pensamientos de fidelidad al régimen, donde los individuos son vigilados en todo momento y, a pesar de la decadente situación en la que se encuentran, les hacen pensar que se encuentran en óptimas condiciones, que no podrían estar mejor; he decidido dar una perspectiva sobre una de las iniciativas de las leyes secundarias de la reforma en materia de telecomunicaciones.

El pasado lunes 24 de marzo del año en curso, el presidente de la república mexicana presentó las iniciativas de leyes secundarias de la reforma en materia de telecomunicaciones ante el senado de la república. Esto me hizo pensar que nuestro contexto no se encuentra tan lejos del de esta novela. De ser aprobada esta iniciativa, la secretaria de gobernación tendrá las facultades de vigilar los contenidos de programas tanto de radio como de televisión. Su supuesto fin es el de verificar que los contenidos sean educativos culturales y cívicos. El punto aquí no es lo que se transmite, sino quién y cómo lo transmite. Quizá suene un poco extremo o radical, pero cada vez nos podríamos estar acercando más a un régimen totalitario, en el cual, al igual que la novela, sea un crimen el pensar.

De ante mano sabemos que no todas las personas tienen acceso a la televisión, pues recordemos que México cuenta con 52 millones de personas en situación de pobreza, de los cuales pocos tienen acceso si quiera a tener un televisor en casa y mucho menos a poder pagar un servicio privado (sin mencionar a quienes no se encuentran en esa situación pero sin embargo no contratan servicios de paga). Lo que se transmite en la televisión abierta, que es la de mayor audiencia, se compone de programas con mediocre contenido: las series solo incitan a crear un estereotipo de vida materialista y superficial, los programas de información (noticieros) sólo transmiten la que favorezca al estado e imágenes morbosas, y no así los hechos que realmente son de importancia, además de demeritar a movientes sociales y luchas en contra de las injusticias. El nacionalismo que fomentan sería mejor llamado enajenación, y en lo absoluto fomentan valores cívicos, sin mencionar toda la propaganda demagógica que también se transmite. De manera análoga, en los monopolios encargados de la radio únicamente se transmiten contenidos populistas, la mayoría de los cuales fomentan el machismo, el alcoholismo, la misoginia e incluso la llamada cultura del narco. También cabe mencionar que la mayor parte de la sociedad no consulta otros medios de comunicación, y si lo hacen suelen ser medios amarillistas, ya que su precio está más alcance de la economía de la mayoría de los mexicanos.

La pregunta aquí sería: ¿la secretaría de gobernación también regularía todo este tipo de contenidos? O ¿en el pacto por México también firmaron las televisoras?

Sería bueno reflexionar hasta cuándo la sociedad seguirá permitiendo que nos impongan reformas y políticas que solo atentan contra la libertad y los derechos de la ciudadanía, así como también reflexionar todo lo que implicaría la aprobación de esta iniciativa de reforma.

Anuncios

Un comentario en “¿Distopía o realidad?

  1. Es triste decirlo, pero comulgo con la idea expresada en un capítulo de los Simpsons ( sin prejuiciar tienen cosas, buenas , malas y peores ). Se llama: “Salvaron el cerebro de Lisa” ( de favor chequen con calma de qué habla ).

    http://es.wikipedia.org/wiki/Salvaron_el_cerebro_de_Lisa

    Algún conocido alguna vez posteó en Face algo como esto:
    ¿Qué dirían en siglos pasados si les dijéramos que en el futuro traeríamos un aparato en el bolsillo en el cual está a unos cuantos teclazos toda la sabiduría de la humanidad ?
    Se sorprenderían de saber para lo que les sirve a la mayoría…
    Y respondí algo como esto: el libro es mucho más antiguo que el smartphone. Se podía transportar a donde quisieras, no requería electricidad y contenía la sabiduría de la época a la cual quisieras acceder.
    Y sin embargo, después de tantos años de su invención ¿ tenemos sociedades lectoras ?

    Mi punto es que las masas serán siempre las masas ( perdón expresarlo con sinceridad ). Y no porque se les intente dar “calidad”, forzosamente les gustará. O porque se les intente “educar” o “culturizar” lo aceptarán gustosas.
    Esos gustos forman parte de algo genético que llega a sectores y ya. Y muchos de esos sectores se encargan de reflexionar, innovar y marcar tendencias para generaciones actuales y futuras.

    Cierro mi comentario con las palabras del Tigre Azcárraga, inmortalizadas en placa:

    “Nosotros estamos en el negocio del entretenimiento y de la información, y podemos educar, pero fundamentalmente entretener.
    México es un país de una clase modesta muy jodida, que no va a salir de jodida.
    Para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente y sacarla de su triste realidad y de su futuro difícil.”

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s