Materiales naturales ¿En joyería?

Desde los tiempos más remotos, el ser humano ha ostentado piezas de joyería, ya fuera para demostrar estatus, la pertenencia a una tribu o grupo social, poder político, habilidad en un oficio, e incluso con el afán de embellecer el cuerpo . Los collares hechos de afilados dientes de felinos obviaban el hecho de que su portador era un habil y peligroso cazador, piezas de piedras pulidas o plumas coloridas hacían saber quien era el gobernante. Incluso en culturas actuales, la joyeria tiene un propositos que va más allá de lo ornamental y estético: pueden señalar la solteria o desposamiento de una mujer, su edad, posición social y/o económica. De una manera más clara y vívida, para los mexicanos la joyeria es una herramienta para declarar nuestra religión o a qué santo se es devoto gracias a las famosas medallitas y cruces que podemos encontrar en cualquier estilo y material.

La naturaleza es el origen de todo, y, en la joyería contemporánea, los artistas, diseñadores y artesanos están conscientes de la finitud de la misma, en contraste con la visión premoderna que aprecia la naturaleza como una maquina de creación bien engrasada. Esta inquietud despierta una nueva valoración de los materiales naturales para la creación de piezas, disipando la conciencia del verdadero valor de la tierra y todo lo que ella nos regala en su forma más pura, despreciando en cierta medida los materiales más procesados, como lo es el metal y las piedras preciosas con cortes industriales. 

Hoy en día, materiales como cabello humano, rocas volcánicas, coral, madera, resinas y muchos otros, aportan contenidos conceptuales para la creación de joyas. Cabe aclarar que ciertos materiales como el marfil, las plumas de aves exóticas o las alas de mariposas tropicales no son éticamente aceptados dentro del mundo de la joyería, pues la intención no es dañar especies en peligro de extinción con el fin de aumentar precios de venta. Por el contrario, la joyería de materiales naturales busca crear conciencia de algunos problemas ambientales.

En cuanto a la firma o estilo del creador, así como el verdadero avaluó de las piezas de joyería, se manifiestan en las técnicas y acabados empleados en cada una de ellas. Sin duda, la calidad visible en las joyas funciona como una etiqueta, delata qué tan cara o barata se vende una pieza, y cuidar o no de los detalles nos habla del autentico responsable de la producción (por aquello de la falsificación).

Anillo-Carnivora-Bronce

Paula Toto Blake “Carnivora”, Nuvem Shop

Frecuentemente se dota de un valor sentimental a la joyería, en el caso de la que es producida con recursos naturales, los materiales alternativos pueden tener una carga simbólica emergente de las diferentes culturas y sus antepasados. Para citar un ejemplo, los tréboles poseen un valor místico en Irlanda, mientras que en México la connotación cambia y el objeto se devalúa. Este recurso (conferir carga simbólica a materiales naturales) es actualmente muy explorado dentro de muchos géneros artísticos, lo vemos en las instalaciones de Martha Palau, en la escultura de Paloma Torres, dentro de la pintura matérica o performances que son protagonizados por tierra, barro, piedras, hojas, pasto, etcétera. Dentro de la joyería contemporánea, el retomar elementos naturales ha incrementado por la situación del humano promedio, atado a la tecnología, arrancado del mundo real que aún recuerda con melancolía. Como sustituto de recolectar conchas en la playa, para complacer su lado nativo desea poseer objetos que lo hagan sentir cercano a la naturaleza. La propuesta de este género es exaltar la personalidad que ostentan los diversos recursos en cuestión. La piedra y sus diversificaciones son un sinónimo latente de fuerza y firmeza. A favor de esta cualidad pueden ser añadidas en bruto dentro de piezas pretrabajadas con técnicas comunes dentro de un taller de joyería o pueden ser talladas para adaptar el material al diseño de la pieza.

Cada pieza de joyería contemporánea propone un enfoque diferente en lo que se refiere a los materiales, existe una revalorización de recursos que refresca los oportunidades de creación. Claro esta que en el mercado joyero aun se venden piezas clásicas pero este no es el tema ha discutir. La joyería se ha posicionado como un medio de expresión y  denuncia, es realmente sorprendente la innovación en los últimos años. Al hojear “500 creaciones artísticas de todo el mundo” de Estrada, en especifico las recopilaciones de anillos y collares, nadie que yo conozca lograría ocultar su rostro de extrañeza al observar por primera vez collares hechos de brochas (si, las que usamos para pintar), joyería holográfica y muchas curiosidades más. Como artista, creadora de joyería, y persona curiosa que soy, los invito a que se den un chapuzón en las novedades del mundo de la joyería; por ahora les dejo algunas piezas que lograron captar mi atención, espero causen algún impacto en ustedes también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s