El juego sucio del capitalismo a través de la industria juguetera.

¿Qué tanto puede influir el papel de la mercadotecnia y el capitalismo en la infancia? Aparentemente puede tornarse inofensivo el surgimiento de un nuevo juguete infantil en el mercado, lo observamos como algo banal e insignificante, pero en realidad ¿contemplamos o reflexionamos qué hay detrás de las intenciones mercadotécnicas o qué mensaje pretende transmitir dicho juguete infantil?
jugueteHace una semana se llevó a cabo en Nueva York el American International Toy Fair (un gran evento de la industria juguetera en Estados Unidos), a este evento acuden fabricantes de todo el mundo para dar a conocer las últimas novedades. La famosa marca Mattel dio a conocer una controversial creación, que es la “Barbie empresaria”.

Esta Barbie la presentan como una supuesta empresaria, con un aspecto muy elegante, pero en lo que me centraré es en sus accesorios, que representan sus herramientas de trabajo, los cuales son una tablet, un smartphone y un ordenador portátil. Michelle Chidoni, portavoz de Mattel, menciona que la muñeca tiene que estar al día y  tiene que reflejar los tiempos actuales, explicó que el objetivo de la muñeca es alentar a las niñas a ser emprendedoras y empresarias. A mi parecer, una empresaria no siempre luce de la manera que la plantean, así como los artículos electrónicos con los que la presentan y que cuenta como herramientas de trabajo considero que no son de uso exigente para una empresaria, ya que una empresaria puede ser desde una artesana que emprende su negocio, y no cuenta con una tablet, hasta la ama de casa que vende artículos por catálogo, y no usa un smartphone ¿Será verdad que la intención es impulsar a ser una emprendedora empresarial? o ¿es una invitación a integrarse al capitalismo?

El polémico lanzamiento de la supuesta “Barbie empresaria” deja mucho que desear, ya que prácticamente podría ser una propuesta al consumismo salvaje de estos artefactos; así como el fomento al capitalismo, de modo que se va implantando la idea de que el mundo únicamente gira a través de empresas y artefactos, y, claro, la mejor manera de hacer que perdure esta ideología es a través de los niños, únicamente con el fin de poder integrarlos al sistema.

Esto me hace recordar la famosa novela Un mundo feliz de Alduos Huxley, en donde a los niños, desde muy temprana edad, se les implanta, a través de distintos métodos, el odio a las plantas y a los libros; su único interés es producir y ser parte del sistema.

Las exigencias por parte de las pequeñas hacia los accesorios en dimensión real que presenta el juguete infantil pueden resultar contraproducentes, ya que el uso de estos aparatos en una corta edad puede ocasionar daños severos a la salud. Harvy Honorio, coordinador de la Estrategia Sanitaria Nacional de Salud Ocular y Prevención de la Ceguera (del Minsa) señaló que “La miopía, el astigmatismo y otros errores refractarios se presentan en niños entre los 6 y 11 años. Sin embargo, ahora, con el daño que producen los gadgets tecnológicos, vemos a menores de 3 años diagnosticados con estos problemas, lo que hace un par de años era muy raro”. Este tipo de problemas no los advierten la empresa.

Tal vez a simple viste sea un juguete infantil inofensivo, pero debido a la técnicas de mercadotecnia y al contexto capitalista en el que nos encontramos, sería importante analizar y reflexionar los fines y objetivos que en realidad pretenden las empresas al sacar a la venta este tipo de juguetes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s