Película de la semana: Nuts

Cada semana, uno de nuestros colaboradores habla sobre alguna película y las razones por las cuales deberían verla. Esta vez le toca el turno a Samira Camarena.

“Nuts, o la traducción que se hizo al español “Me quieren volver loca”, película de 1987 dirigida por Martin Ritt, escrita por Tom Topor, Darryl Ponicsan y Alvin Sargent, y coproducida y protagonizada por Barbra Streisand y Richard Dreyfuss.

La trama de la película comienza cuando Claudia Draper, una sexo servidora, asesina a uno de sus clientes llamado Allen Green en defensa propia, esto propicia que su madre y su padrastro decidan declararla “mentalmente incompetente” y así evitar todo el escándalo público. Dándose cuenta de que sus “padres” han logrado convencer a todos de que ella se encuentra mentalmente inestable y que será internada en una clínica psiquiátrica por un tiempo indefinido, Claudia se decide a probar a cualquier costa que está lo suficientemente sana para poder pararse ante un tribunal. Después de varias situaciones intensas, en las que se ve la desesperación de Claudia al haber un tiempo inexistente, y un surco de tolerancia puesto que debe lidiar con todos los enfermos mentales y, aún peor, con todos los psiquiatras que la toman por loca, consigue que un abogado se interese por ella, un abogado público llamado Aaron Levinsky. En un principio ella se resiste a cooperar con él, hasta que se da cuenta de que él está de su lado. Levinsky comienza a investigar el porqué del asesinato, las razones que llevaron a Claudia a prostituirse, y las encrucijadas que la llevaron a eso, y, al momento de descubrir todo, situaciones que en un principio habrían parecido inverosímiles, se llega finalmente al veredicto que se espera a lo largo de toda la película: Saber si Claudia está loca en verdad o simplemente está enfadada y merece ser juzgada como cualquier otra persona.

Es una película cargada de verdad, de situaciones con las que nos podemos encontrar en la vida real. La penuria en la que se vive y sin embargo, aun así, la gratitud por la vida. Al final, siempre consolación aunque sea por solo un instante. Sin importar los temores. Sin conocer el final.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s